Regístrate gratis y accede todos los artículos y masterclass en vivo

Consigue lo que te propongas

Joseba del Carmen

Hay ocasiones en las que nosotros mismos somos el escollo de nuestras vidas. ¿Cuántas veces, en soledad, has sido consciente de que necesitabas un nuevo enfoque? ¿Cuántas veces has sufrido ansiedad, bloqueos internos, inseguridades…? En la Masterclass, de la mano de nuestro mentor, descubrirás cómo convertir lo negativo en oportunidades, superar las dificultades y disfrutar de una vida plena. 

Joseba del Carmen es entrenador de Jon Rahm, del Pitu Abelardo, de Maverik Viñales… Acompaña y entrena a deportistas, equipos y ejecutivos, con el fin de que estos logren una consciencia plena de su vida. Se define a sí mismo como una persona cercana, sensible, emocional y comunicativa. Fue jugador de baloncesto profesional, además de trabajar en la policía autónoma vasca. Pero fue en soledad, cuando se trasladó al campo a vivir, donde su vida cambió por completo, pues fue allí donde entendió que la felicidad no proviene del exterior, y que los pilares para afrontar cualquier situación son: alegría, positivismo y agradecimiento a la vida. 

El objetivo de Joseba en la Masterclass es cambiar tu visión de la realidad y que seas capaz de tomar las herramientas para vivir de manera más plena. Antes de entrar en materia, es preciso destacar el modus operandi de Joseba del Carmen. Él trabaja desde el autoconocimiento. Sabe que el presente es lo único que existe, por lo que el cambió tiene que empezar ya. Del presente, nuestro mentor, destaca: la intención, que tiene que ver con el por qué y para qué de las cosas que llevamos a cabo; la atención, que consiste en vivir el presente; y la actitud, es decir, la predisposición o reacción ante diferentes situaciones o resultados. 

El eje X y el eje Y son los ejes que sostienen y dan sentido a las personas. Por un lado, el eje X tiene que ver con todo lo que existe externamente a la persona y no depende de nosotros. Por otro lado, el eje Y es todo lo que somos, el mundo interior de cada uno.  Si nuestra mente se encuentra en el eje X, estará centrada en el propio ego, en la acción y en los resultados, lo que te nos privará de poder elegir lo que realmente queremos. Por ello, tal y como destaca Joseba del Carmen, es fundamental conocer que ambos ejes son complementarios, y como en el proceso respiratorio, es imprescindible inspirar (eje X) y expirar (eje Y). 


El máximo rendimiento es dar respuesta a los dos ejes


¿Quién no ha sentido nunca frustración? La frustración es un sentimiento que viene provocado por las expectativas, por querer volver a situaciones del pasado, por esperar que sucedan cosas en el futuro, o cuando las cosas no se dan como uno quiere. Sin embargo, cuando experimentamos este sentimiento, debemos ser conscientes de él, para saber que no estamos siendo neutros. Porque, como se plasma en la Masterclass, un resultado negativo puede ser una oportunidad para crecer. En el deporte, además, es muy importante trabajar la neutralidad, analizar los resultados, qué sentimos… Joseba propone un ejercicio: piensa cómo te afectarían los posibles resultados para entender qué es lo que no ves como neutro. 
En realidad, todo tiene que ver con las emociones. Joseba del Carmen destaca seis emociones básicas: miedo, tristeza, rabia, orgullo, amor y alegría. El resto, según nuestro mentor, son una mezcla. De cada emoción es necesario conocer su finalidad y qué es lo que ayuda a detectar en el individuo, puesto que cada una tiene cargas diferentes. Por ejemplo, la finalidad de la tristeza es el desarrollo, la de la rabia es hacer justicia, la finalidad del amor es dar…


“Si no me permito valorarme es que no he aceptado que ese fallo o ese error es posible dentro de una acción”

Joseba del Carmen


Y en todo este mundo, la coherencia es vital, es el alineamiento interior. Por eso has de escuchar a tu cuerpo, para saber si eres coherente o no. La coherencia indica donde todo fluye, es una consecuencia de un conflicto interno de nuestra vida. Joseba del Carmen propone, en la Masterclass, tres acciones para saber responder desde la coherencia: actuar desde la lógica, conocerte a ti mismo, y detenerte para observar. 

Además, durante la Masterclass, nuestro mentor propone autorreferencias, porque es importante tener modelos en los que fijarte. Propone el caso de jon Rahm, uno de los mejores golfistas españoles de la historia. En esta historia, destaca cómo ahora de competir contra tu referente, has de convertirte en tu nuevo referente, desde la humildad y la aceptación. Es decir, trabajar la autorreferencia desde la ley del espejo.


La autorreferencia significa que tu referencia eres tú mismo


Asimismo, nuestro mentor propone el para qué. La respuesta no es fácil, y por ello has de pensar en qué te impulsa a hacer algo, has de conocer qué función tiene lo que ocurre en tu vida, descubrir con qué disfrutas y entender tus propósitos. El para qué es el sentido que tiene lo que hacemos en nuestra vida. Joseba habla del para qué como la lógica del juego, y diferencia entre el juego interior, que tiene que ver con las experiencias; y el juego exterior, que guarda relación con la necesidad. Y en este módulo, además, es importante trabajar la actitud, para afrontar los conflictos internos que nacen desde cualquier lógica. 

Y, desde la perspectiva de un equipo, la unidad, el sentirnos unidos, es fundamental para alcanzar las metas. El mayor potencial de un equipo nace del concepto de pertenencia, y en el deporte hay muchas situaciones de conflicto, rivalidad, comparación… No obstante, estos son necesarios para conocerte y poder unirte al resto. Y es que, los demás, nos aportan mucho. Pertenecemos a una sociedad y a una globalidad, por lo que conocer tú objetivo y el de tu equipo, ya sea deportivamente hablando o no, es importante. En este sentido, la comunicación es el pegamento ideal para poder sacar el mejor rendimiento. 


Un equipo consiste en dar sin esperar nada a cambio, pero al final recibirás algo realmente inmenso


Y por último, José del Carmen habla de la curva del rendimiento. Es necesario unificar el presente y cambio para poder comprobar el rendimiento de cada uno. Por un lado, está el rendimiento y por otro la confianza. Siempre hay que buscar el punto de atención incertidumbre que nos lleva a estar centrados en el presente. Y por ello, centrarnos en la rabia, que son las ganas de vivir; y, el deseo, que es el propósito de ir hacia delante. Una de las actitudes básicas del entrenamiento del rendimiento es la aceptación, que también se entrena. La diferencia entre aceptación profunda y resignación es que, en el primer caso la persona se rinde; mientras que en el resentimiento queda un punto de enfado. En la aceptación, no has de culparte ni juzgarte, debes ser paciente y confiar en ti mismo, y perdonarte o permitirte el fallo. 


Para aceptar los fracasos necesitas perdonarte y entender que esa experiencia es la mejor
que puedes vivir en ese momento para seguir creciendo


Artículos Relacionados
Cargando ....