Regístrate gratis y accede todos los artículos y masterclass en vivo

Transforma tu alimentación

Endika Montiel

No eres lo que comes, sino lo que asimilas. Porque la comida es información, no números. Un problema de crecimiento frenó su trayectoria deportiva, y encontró en la nutrición y el entrenamiento un refugio. Nuestro mentor propone dejar a un lado los estereotipos sobre el ayuno y comenzar a preocuparse por lo realmente importante, la salud. En su sesión, conocerás mejor tu cuerpo y entenderás conceptos que te harán cambiar tu perspectiva de la alimentación. 

Endika Montiel es entrenador personal y nutricionista, y ha trabajado con deportistas de élite, tales como Fernando Torres o Marcos LLorente. Competía en las categorías inferiores del Athletic Club. Además, ha sido Mr. Olympia Europa, la máxima competición de culturismo en el continente. Asimismo, investiga y promueve la transformación alimenticia, para mejorar tu estado mental y de salud, que tan buenos resultados ha dado en la cima del deporte.

El ayuno no es ninguna novedad, incluso nuestros antepasados, no sabemos si consciente o inconscientemente, lo practicaban. Es importante conocer que nuestro cuerpo actúa como un almacén de energía, siendo capaz de almacenar más de 70.000 cal. Pero el gran problema es que cada vez tenemos más y más energía, y se generan enfermedades como la diabetes, la obesidad, los infartos… Por ello, Endika Montiel cree en el ayuno, como práctica de autoconocimiento, que te hará percibir esas señales apagadas, y tu cuerpo comenzará a utilizar energía acumulada en forma de grasa.  

Existen diferentes tipos de ayuno, y en la Masterclass, Endika diferencia tres: el ayuno de 12 horas, adelantando la cena y retrasando el desayuno; el ayuno de 16 horas, cenando pronto  y sin comer hasta medio día; y el ayuno de 24 horas, es decir, de cena a cena. Y es que, todo el mundo aplica un ayuno nocturno, de manera inconsciente. Por ello, nuestro mentor recomienda comenzar con el ayuno de 12 horas e ir, progresivamente, aumentando este.


Comienza con el ayuno de 12 horas y ve aumentando progresivamente si tu cuerpo se adapta bien


“No puedes hacer deporte sin desayunar…” Este es, sin duda, uno de los grandes mitos. Tal y como explica Endika, los seres humanos tenemos dos estados energéticos: el primero se da cuando comemos y se activa la insulina, una hormona que acumula energía; el segundo se produce cuando esta insulina se ha consumido y el glucagón y la hormona del crecimiento están elevados. Por otro lado, está el sistema nervioso simpático, de huida, de hormona, de euforia… y el sistema nervioso parasimpático, de relajación. 


El mejor momento para entrenar es con el sistema nervioso simpático activado


Asimismo, según nuestro maestro, hay que tener en cuenta un concepto: la autofatiga, un mecanismo de reciclaje de basura orgánica que vamos acumulando durante mucho tiempo en nuestro cuerpo, y que gracias al ayuno activamos. En la masterclass, Endika propone varios beneficios de la autofatiga: genera un efecto antiinflamatorio, reduce los niveles de insulina y ayuda a la reparación del tubo digestivo. 

La práctica del ayuno está rodeada de mitos, tales como “con el ayuno pierdes masa muscular”, “el ayuno produce cansancio mental” o “el ayuno es malo porque disminuye los niveles de glucosa”. Endika Montiel desmiente cada uno de ellos y explica los porqués que tanto buscas. Y es que, el ayuno genera una autoconsciencia y hace que percibas señales internas desde otras perspectivas; en el ayuno hay un factor de crecimiento neuronal, que hace que tu creatividad, alegría y foco mental aumentan; y, es cierto que el ayuno baja la glucosa, pero esto es positivo, pues una glucosa elevada consume insulina de más. 

Actualmente, somos inflexibles metabólicamente, lo que ha conllevado malos hábitos y la condena de tener que estar comiendo constantemente. Esta produce hormonas como el cortisol o provoca lesiones musculares. Tal y como afirma Endika Montiel, necesitamos tener flexibilidad metabólica para estar sanos, para mejorar nuestro rendimiento. Para ello, nuestro cuerpo ha de saber utilizar los dos estratos energéticos. Y ¿cómo se genera esta? Muy simple, con la alimentación. Lo primero que hemos de conseguir es que nuestro cuerpo tire de la energía que lleva tiempo acumulada. Por ello, en lugar de comer 5 o 6 veces al día, puedes comer dos o tres y así tu cuerpo empezar a utilizar las grasas como energía. Además de este simple acto, nuestro mentor propone otras prácticas en la sesión.


Consigue que tu cuerpo utilice la energía acumulada privándole de alimentos


Endika sufrió un problema meses antes del campeonato Mister Olympia, su sistema digestivo dijo basta, no era capaz de asimilar y digerir tanta comida en tampoco tiempo, y tras una investigación, descubrió la microbiota. Esta es la muralla que protege la salud intestinal. Es, también, el primer cerebro del cuerpo humano, pues gracias a ella se puede liberar correctamente neurotransmisores. Si una microbiota está dañada, no solo tendremos problemas digestivos e inmunológicos, sino que no habrá una correcta liberación de hormonas. En la Masterclass, el mentor propone ciertos hábitos para mejorar la microbiota, entre ellos evitar el estrés, evitar los productos procesados, realizar un buen descanso y espaciar las comidas con ayuno. 

Tal es su importancia que, para Endika, el éxito reside en la microbiota. Que, un estómago inflamado te va a repercutir también en la cabeza. Al bajar la inflamación vamos a mejorar las respuestas hormonales, porque un tubo digestivo desinflamado permite una mayor liberación de neurotransmisores. Y es que, en numerosas ocasiones es la inflamación la que causa estancamiento y falta de perspectiva. 


Cuidando tu microbiota lograrás sanar por dentro y aumentar tus posibilidades


Artículos Relacionados
Cargando ....