Regístrate gratis y accede todos los artículos y masterclass en vivo

Un golpe de efecto

Sergio “Maravilla” Martínez

Se dice que el boxeo es un símil de la vida. Limitado por cuerdas, tan simple como metafórico, dos personas proponen golpes con un objetivo: bajar del ring lo antes posible, y si para lograrlo se debe noquear al rival, ahí queda.  Y es que, el boxeo es una disciplina donde caerse está permitido, pero levantarse es obligatorio.

Sergio Martínez, conocido como Sergio “Maravilla” ha sido nueve veces campeón del mundo de boxeo. El camino que recorrió para lograr tantos triunfos no fue sencillo, pero él tenía claro su objetivo. El boxeo le ha hecho comprender que hay que seguir adelante, golpear las adversidades, esquivar las excusas y adelantarse a lo que la vida te ofrece, usar el equilibrio interior y enfrentarse al adversario que, en ocasiones, eres tú mismo. 

Sí, el boxeo es un reflejo de la vida, donde esta te golpea, te hace sentir inferior, pero debes levantarte, coger impulso, esquivar los obstáculos y salir vencedor del ring. Y la clave, tal y como explica “Maravilla” con detalle en la Masterclass, es la resiliencia.


La resiliencia es utilizar una caída para sobreponerse. Enfréntate a tu realidad para fortalecerte


Para llegar a ser un campeón, como en cualquier aspecto diario, es imprescindible la preparación. Y al igual que ante cualquier novedad, lo más duro es el comienzo. En el ring es fundamental saber moverse, pues como en la vida, los pasos en falso se pagan caros. También es importante amagar, como dice “Maravilla” en su Masterclass, poner anzuelos para que el rival pique, produciéndole tensión. Y sí, en el boxeo es vital, también, saber elegir, saber cuándo moverse hacia un lado, realizar un golpe o esperar. 


El boxeo es mente, piernas y puño


Por un lado, el ataque debe ser directo. Existen dos golpes destacables: el jab, para iniciar una combinación; y el directo, más potente, que se realiza con la mano contraria a la hábil. Asimismo, la cadera es un elemento fundamental, pues se debe lograr una coordinación con los hombros. Y cómo no, hay que mantener siempre la cabeza como eje del cuerpo. Además de los golpes anteriores, existen los golpes curvos, que parten desde abajo y van directamente hacia la mandíbula. 

Por otro, la defensa es de vital importancia. Sergio Maravilla recomienda, en su sesión, movimientos básicos de cintura, y nos ofrece ciertas claves para no quedarse como blanco fijo, y entre ellas, destacan: proteger el mentón y bajar la barbilla, mantener las palmas de la mano enfocando a tu cara y dejar siempre espacio para tu vista.


Observa al rival, predice sus movimientos, adelántate a él


Y para combinar ambos, tanto ataque como defensa, debemos de buscar al adversario, provocarlo, como si pusieras un anzuelo para picar. Y aquí, comienza el análisis, y dependiendo de la reacción del otro, debes saber cómo proceder. Porque en el boxeo, el entrenamiento invisible es tan importante, como el físico y el técnico. Para llegar a ser un campeón, como sugiere “Maravilla” en su Masterclass, tienes que mantener unos hábitos saludables, debes tener un plan de objetivos y apoyarte en el progreso diario. En este nivel tan alto, es importante no sobreentrenar, pues como dice el dicho “lo poco gusta, lo mucho cansa” y el cuerpo no debería cansarse nunca por una sobreexplotación.  


Enfoca tu mente en los objetivos marcados


Asimismo, es muy importante la preparación previa a un combate, analizar detalladamente al rival, no solo en el cuadrilátero, sino que también fuera de él; preparar una estrategia, para llevarle a tu terreno; o anular sus fortalezas, haciéndole sentir débil, pero para producir todo esto de manera efectiva, tal y como afirma Sergio “Maravilla” en su sesión, las emociones han de quedarse a un lado, no están invitadas a la fiesta. 

En definitiva, en el boxeo, tal y como en la vida, no debes dar una batalla por perdida, pues no pierde el que cae, sino el que no se levanta; todo puede cambiar en el último round, por lo que nunca tires la toalla; y, tu esquina, tu equipo, las personas con las que decides llevar tu camino, pueden ser diferenciales. 

Artículos Relacionados
Cargando ....