Regístrate gratis y accede todos los artículos y masterclass en vivo

Ganarlo todo es posible

Sergio Scariolo

Una de las máximas figuras del baloncesto mundial. Nacido en Italia y campeón en España, empezó su carrera como entrenador en 1980 con un objetivo claro: la excelencia, que ha logrado predicando con el ejemplo. Todos sus éxitos responden a su valentía e intuición, que le hizo ver cómo el baloncesto italiano iba hacia abajo, y el español no paraba de crecer, por lo que decidió abandonar su país. Además, su paso por la NBA le abrió los ojos, porque los cambios son experiencias que te hacen crecer a nivel  personal, y de esto y mucho más, aprenderás en su Masterclass.

El deporte, como la vida, tiene momentos de éxtasis, de felicidad plena, y momentos de bajón, duros, en los que has de tener la fuerza para aceptar las derrotas, y Scariolo pudo comprenderlo gracias a la educación de sus padres, a los valores que le enseñaron en casa. Porque sí, sus referentes han sido ellos, su padre, trabajador, constante; y su madre, única, capaz de adaptarse a los tiempos y un ejemplo de no querer tirar la toalla. 

En la vida, nada es gratis, y convertirse en entrenador profesional no es fácil, pues tal y como ha expuesto Scariolo en su Masterclass, tienes que renunciar a relaciones personales, al tiempo libre, y has de amar, por encima de muchas cosas, este deporte.

Respecto a la parte técnica, Sergio Scariolo profundiza, en su sesión, en los principios fundamentales tanto del ataque como la defensa. En el primer caso, propone prioridades y ofrece varios claves, como conseguir que dos defensores se preocupen del jugador con balón, para tener un compañero libre y abierto. En relación con la defensa, asegura que un buen valor defensivo es aquel en el que el rival consigue anotar menos de 1.5 puntos por posesión. Asimismo, Scariolo propone en la Masterclass varias claves, tales como presionar al hombre con el balón, para provocar su error; ocupar los espacios vacíos; o, identificar la estrategia de los rivales sin balón.


“En defensa, hay que ir al balón con agresividad y tratar de que se vuelva un contraataque”

Sergio Scariolo


Asimismo, en el baloncesto, las transiciones son fundamentales, pero nada fáciles, como cualquier cambio. Lo ideal, para Scariolo, es que un equipo pueda conseguir terminar ¼ de las posesiones sin necesidad de parar el balón y mandar un sistema contra la defensa, y detalla los porqués en la Masterclass. 

La comunicación dentro del equipo es fundamental, y esto no es solamente aplicable al deporte, sino en cualquier ámbito social. Pero, en este caso, el entrenador ha de ser un coordinador de talento y esfuerzo, pues liderar no es solo dar órdenes. Scariolo propone, durante la sesión, varias claves del liderazgo, entre la que destaca conseguir que el grupo crean en el entrenador. Además, en el baloncesto, es vital realizar un trabajo en equipo, y para ello, Scariolo confiesa que has de conocer a los jugadores, asignar adecuadamente los roles, y generar una identidad de equipo


Liderar no es solamente dar órdenes


Pero no solo eso, sino que en la Masterclass, el entrenador ha ofrecido tips para realizar una buena gestión previa a la competición, con el análisis del rival, en función de las cualidades de tú equipo; la gestión del partido, comunicando sin necesidad de pararlo; y la gestión post competición, escuchando, analizando y realizando críticas constructivas.


El entrenador tiene que estar preparado para dar más información si la requiere algún jugador


Y todo este trabajo ha de apuntar a la excelencia, pues, tal y como debería de ser en el día a día, se debe buscar la perfección, y para ello, el seleccionador español apunta varios aspectos a tener en cuenta, tales como predicar con el ejemplo, ser objetivo en las valoraciones o crear un clima positivo, porque como explica en la Masterclass, las cosas del día a día, hacen a un entrenador mejorar. 

Al fin y al cabo, el baloncesto profesional propone un estilo de vida, una perspectiva en la que el amor por lo que haces, el esfuerzo y la constancia, el trabajo en equipo y la buena gestión de este, y el apuntar alto en tus sueños, marcan la diferencia. 

Artículos Relacionados
Cargando ....